Planificar la jubilación no es suscribir un plan de pensiones

27 de agosto de 2015

Recientemente he leído varios estudios y encuestas que tocan el tema de el ahorro destinado a la jubilación, ya sea a través de sistemas de previsión o de otros tipo de instrumentos, como los fondos de inversión.

La conclusión a la que uno llega tras leer este tipo de estudios es que en España no estamos lo suficientemente concienciados de la necesidad de prepararse económicamente para la jubilación.

De todos ellos se deduce que existe una preocupación sobre la viabilidad del sistema público de pensiones, pero también se deduce que no hacemos nada por si realmente no es viable en un futuro o lo que hacemos es insuficiente y será poco lo que recibamos.

Además, lo más grave es que, los que sí han ahorrado para la jubilación, lo han hecho de manera insuficiente, ya que, de media, solamente cubrirían dos años de lo que creen que necesitarán en un futuro.

Si la gran mayoría de los españoles piensa que el sistema de público de pensiones no va a ser viable en un futuro o va a ser insuficiente, ¿Por qué menos de la mitad ahorran para la jubilación? ¿Por qué los que sí ahorran lo hacen de manera insuficiente? Creo que las causas son muy diversas:

  1. El primer factor puede ser la falta de conciencia en la necesidad de tener una buena planificación patrimonial. Normalmente el asesoramiento financiero se dirige hacia patrimonios que ya existen, pero no para crear patrimonios para el futuro. Es necesario que los asesores hagamos una labor didáctica hacia el conjunto de la sociedad y mentalicemos a los inversores de la necesidad de ir construyendo su futuro.
  1. El segundo factor puede ser la imposibilidad de hacerlo por carecer de los recursos necesarios. Es cierto que la crisis económica que arrastramos desde hace varios años ha podido influir en la capacidad de ahorro de las familias. Pero creo que este factor es coyuntural y las que sí pueden ahorrar no planifican correctamente la jubilación.
  1. El tercero podría ser la mala fiscalidad de los sistemas de previsión que hay actualmente, que no favorecen que los inversores destinen sus ahorros hacia ellos. Son muy ilíquidos y tienen una buena fiscalidad de entrada, pero mala de salida. Sería más sencillo crear un sistema más flexible, de manera que el inversor elija en que producto quiere invertir para planificar su retiro, obteniendo algunas ventajas fiscales en el momento de la inversión y otras en el momento de la desinversión.

Es muy importante que los asesores financieros nos involucremos más en este campo, para ayudar a planificar, a través de inversiones que tengan una correcta distribución, adaptadas a la edad de cada inversor y que tengan una buena fiscalidad. Solamente de este modo los inversores podrán crear un pequeño patrimonio para complementar el sistema público de pensiones, que, según parece podría ser insuficiente.

  • 2
  •  
  •  

Comentarios

  1. Totalmente de acuerdo Carlos,

    yo añadiría otro factor propia de la cultura española. El no asumir la responsabilidad de nuestro futuro financiera y pensar demasiado en el corto plazo.

    La falta de ahorro es culpa del sistema de pensiones públicas. Las personas se confían que el Estado le va a solucionar la papeleta cuando se jubile.

    Seguiré tu blog con atención. Los que empezamos queremos aprender de los profesionales con experiencia.

    un saludo

    • Carlos García Ciriza dice:

      Gracias Alejandro,

      En España falta cultura de planificación, la gente solamente se preocupa de su patrimonio cuando lo tiene, pero, por lo general, hace poco por construirlo pensando en la jubilación.
      Esta situación no se debe sólo a lo que hacen los ahorradores-inversores, sino también a las propias entidades financieras y asesores. Nos dedicamos más a asesorar patrimonios existentes y no hemos puesto el foco en la planificación del futuro, de la jubilación.
      Creo que es un asignatura pendiente que deberíamos abordar con fuerza, porque el futuro de la Seguridad Social, no se si es muy halagüeño.
      Saludos, y gracias por seguirme.

Deja un comentario

Acepto la política de privacidad